YOGA EN SEVILLA

Este apartado está dedicado a aquellas personas que han llegado a mí para practicar yoga en Sevilla.

Evidentemente hay muchas formas de practicar yoga. Que vivas en un sitio u otro o no condiciona tu práctica, por eso yo te ofrezco diferentes alternativas, para que la práctica de yoga se adapte de la mejora manera posible a tu forma de vida. Si quieres practicar yoga en Sevilla conmigo en formato tradicional, practica en un centro: ven a Ridaya

http://www.ridayayoga.com

Si por el contrario prefieres una práctica con la comodidad de estar en tu casa (vivas en Sevilla o en Tombuctú :-)) prueba mis clase online:

http://irenevilches.es/contacto

Práctica de yoga en casa
¡Tú y tu esterilla!

Clases individuales

Si lo que quieres son clases individualizadas para profundizar en algún aspecto, o simplemente porque es el formato que más te encaja, ya sea en formato físico u online, escríbeme

Creo en la singularidad de cada persona, y las clases de yoga individuales tienen numerosas ventajas en este sentido. Son clases pensadas y adaptadas al alumno, a su situación y a sus necesidades. La dedicación exclusiva que puedo proporcionar a la persona con la que estoy me permite realizar todas las correcciones. También ajustes y adaptaciones necesarias para encontrar el trabajo más adecuado.

Estas clases sirven para tomar conciencia de los patrones posturales (y no posturales) que repetimos a diario y que pueden resultar perjudiciales para nuestra salud. El trabajo personalizado me permite hacer un seguimiento, hacer que la persona aprenda a relacionarse con sus límites en un espacio de aceptación y confianza, haciendo posible la progresión y la integración.

Personalmente, no creo que haya niveles en la práctica del yoga. Eso supondría tener que superar o cumplir unos determinados requisitos para poder acceder al siguiente escalón. Veo el Yoga como un camino donde cada uno, en función de sus vivencias, necesidades e intereses, se va comprometiendo con su práctica en mayor o menor grado. No creo que haya un plazo para llegar a tal o cual lugar en el Yoga, si es que lo hubiera. Tampoco creo que haya obligación alguna de tener más o menos conocimientos de la materia. Si bien el Yoga es uno, cada uno es totalmente libre de incluirlo en su vida como quiera y cuanto quiera. En realidad, para ser honesta, siento que es el Yoga, como método, como vía de autoconocimiento, el que decide cuánto y cómo, y no al revés, pero eso es harina de otro costal.